DATOS DE CONTACTO

Mi foto
La Plata, Buenos Aires, Argentina
Tel:(221) 501-0857 La Plata, Centro.

lunes, 16 de agosto de 2021

Aprender a dormir solos ¿Cómo lograr que mi hijo duerma solo en su cama?

¿Cómo hago para que duerma en su cama? 

Lograr dormir solo y tranquilo es todo un logro para los pequeños e implica un aprendizaje. Dado que se trata de un proceso, llevará un tiempo de inversión en PACIENCIA, CONVICCIÓN Y PERSEVERANCIA por parte de los padres.

  • Es mejor una luz tenue que predisponga y  acompañe el descanso, antes que la oscuridad total.

  • Si se pasan de noche, será bueno acompañarlos de vuelta a su cama y quedarnos un rato hasta que puedan volver a dormir.

  • Es importante recordar que llevará un tiempo, pocas veces se logra inmediatamente.

  • Elegir una época donde los padres estén más distendidos de obligaciones puede ayudar, por ejemplo durante algunos días de vacaciones o un fin de semana largo y luego continuar reforzando durante la semana.

No se den por vencidos fácilmente!! Mucha suerte!!

 

 


                                                   Psicopedagoga Karina Canullán

Psicopedagoga La Plata
Contacto: 221-5010857
Lun a vier 10 a 18 hs.

 

miércoles, 14 de abril de 2021

PSICOPEDAGOGA LA PLATA

  •  ATENCIÓN PSICOPEDAGÓGICA
  • LECTOESCRITURA
  • CÁLCULO
  • CALIGRAFÍA
  • ATENCIÓN
  • MEMORIA
  • ORGANIZACIÓN
  • MOTIVACIÓN POR EL APRENDIZAJE
  • DIFICULTADES QUE OBTACULIZAN EL APRENDIZAJE.
  • CONDUCTA ESCOLAR - ADAPTACIÓN 
CONTACTO: (221)5010857 DE LUNES A VIERNES DE 10 A 18 HS
ATENCIÓN VIRTUAL/PRESENCIAL


ORIENTACION VOCACIONAL EN LA PLATA


 

domingo, 28 de marzo de 2021

viernes, 26 de marzo de 2021

viernes, 12 de marzo de 2021

psicopedagogas en la plata


Psicopedagogas en La Plata

 

miércoles, 14 de agosto de 2019

Cómo poner límites a los niños


Como construir autoridad
Cuando hablamos de autoridad hablamos de construir un vínculo sano y confiable con los chicos, por el cual las decisiones de los adultos puedan señalar el mejor camino hacia la autonomía.Por supuesto el amor como principal ingrediente, pero además diálogo, capacidad de negociación y educación emocional son necesarias.
Este desafío no es sencillo, son muchos los adultos que pese a tener algunos recursos pierden los estribos cuando se trata de establecer autoridad. Suelen aparecer los gritos y los retos sin sentido y esto puede dañar las relaciones afectivas. La idea es combinar ternura y firmeza en dosis similares.
La autoridad bien entendida se relaciona con el respeto mutuo, la lógica, la equidad y el reconocimiento. Esas son valores imprescindibles.
La autoridad es resolver con criterio y se va construyendo.

Cortito : No a las largas explicaciones y monólogos parentales sobre lo que está bien y lo que no. Es importante trasmitir una valoración sencilla: una conducta asociada a una consecuencia concreta. Si un nene, por ejemplo, no quiere bañarse o abrigarse la clave es:
1-     Mirarlo a los ojos
2-     Estar tranquilos al hablar
3-     Hablar con voz firme pero sin gritar
4-     Señalar la conducta esperada: “Hace mucho frío, mejor ponete un abrigo así podés jugar afuera” “Es el momento de bañarse, preparemos la ducha”. La clave es tener decisión.
5

Mejor sin gritar: Poder evitar llegar a una escalada del conflicto es tarea del adulto, mantenerse en control para poder establecer pautas claras. Si gritamos y nos estresamos al poner límites,  estamos enseñando a manejar mal la presión frente a los desafíos y la frustración.

Poder negociar: Proponer alternativas para resolver conflictos. Apelar a la colaboración y promover los acuerdos. La convivencia en familia siempre puede traer roces o frustraciones. Negociar, lograr acuerdos es un aprendizaje como todo en la vida. “Hay que ordenar los juguetes y estás mirando tv hace un rato largo ¿Cómo podemos llegar a un acuerdo?” esa sería una buena manera de iniciar una negociación. Brindar una alternativa reflexiva es un buen comienzo.

Valorar las buenas conductas: Es reforzar las conductas positivas. Resaltar siempre las buenas conductas por sobre las no tan buenas. Si constantemente estamos señalando los malos comportamientos, quejándonos por cómo se porta nuestro hijo o lanzando frases: “es terrible” “se porta mal” “no hace caso” ¿Qué imagen de sí mismo crees que está construyendo tu niño? ¿Qué imagen está siendo reforzada? ¿si imaginamos que el comportamiento es un  tren…que vagón  de conductas querés reforzar en tu hijo? .


Contacto: (221)501-0857 de lunes a viernes de 10 a 18 hs.

miércoles, 15 de mayo de 2019

Psicopedagoga Karina Canullan


Una psicopedagoga se forma y capacita para trabajar con aquellas personas (en su mayoría niños y adolescentes, pero hay profesionales que trabajan con adultos y adultos mayores) que presentan alguna alteración en su aprendizaje o conductas que se manifiestan en el ámbito escolar y que intervienen y obstaculizan procesos de aprendizaje y despliegue de potencialidades.

Emprende su labor desde una mirada y escucha muy particular, atenta a las individualidades y características del niño o adolescente, su familia, su entorno y su escuela. Esta tarea se lleva a cabo como un proceso, que comprende varias entrevistas, observaciones y la aplicación de técnicas que permitan arribar a pautas diagnósticas. Estas pautas pueden iniciar un camino de descubrimiento y comprensión de las posibles causas que generan las dificultades y la probabilidad de superarlas.



Es importante destacar, que es un proceso, ya que generalmente cuando los padres finalmente deciden realizar la consulta, lo hacen con una gran carga de ansiedad y a veces también presiones internas (temores, culpa, preocupación, angustia) o externas (la escuela, la familia extensa, la docente.) que no son beneficiosas en ningún sentido.

Conocer al niño, conocer su historia personal, familiar y su medio escolar. Reconocer sus capacidades, sus fortalezas y también sus debilidades y determinar las posibles causas de sus dificultades, le permiten a la profesional: realizar señalamientos, observaciones y estrategias de intervención que favorezcan un mejoramiento o superación de las dificultades.

Muchas veces, las psicopedagogas también trabajamos desde una perspectiva de prevención de futuras dificultades. En ese caso, se actúa para que tempranamente se pueda trabajar estimulando áreas específicas deficitarias (motricidad, atención, percepción, interacción,  juego, memoria, organización, autoestima, planificación, etc) que intervienen en el aprendizaje. También en estos casos, cuando se interviene oportunamente, las psicopedagogas somos un nexo para realizar una derivación a otro profesional (por ejemplo un fonoaudiólogo, neurólogo, psicólogo, etc.). Aveces, somos el primer profesional al que se consulta.

El tipo de perspectiva y de intervención puede variar de una profesional a otra, ya que existen diversos enfoques de la psicopedagogía y singularidades de cada profesional.

Cómo sugerencia, si existe la evidencia o la duda de una dificultad en el aprendizaje, realizar la consulta psicopedagógica de manera temprana, ya que pueden evitarse futuras complicaciones o la profundización de la problemática.

Contacto: 221-5010857